Nadie

Nadie se acuerda de nosotros. De nuestros cuerpos calientes. De nuestro deambular por el mundo. Nadie recuerda nuestro valor. No nos tasan, nos desprecian. Porque valemos poco, muy poco. Motas de polvo: eso somos
“Qué vida más triste tiene”
“Qué pequeña y patética es”
Para nadie somos importantes
Y siempre la aprobación esperamos

Nadie se acuerda de nosotros…
excepto cuando nos vamos.

Y entonces dicen:

“Yo la conocía. Era buena persona”.

Y ahí todos
Se acuerdan de nosotros.

14141817_1147051062007641_3971769912437613247_n

7 ideas para bodas no convencionales

Quien me conoce bien sabe que tengo una obsesión malsana por las bodas. Tuve mi época de querer ser organizadora de bodas. Siempre con toques especiales y únicos, que hicieran de esa boda, su boda… el día más feliz de su vida. Aquí os dejo algunas ideas comentadas de peinados, catering, regalos, vestidos… una muestra de cosas que yo misma utilizaría. ¡Espero que os inspire!

  1. Una tarta diferente

Toda boda perfecta necesita una tarta que, aparte de que debe estar buena, debe ser visualmente atractiva. ¿Cansada de la típica? Te propongo tartas de inspiración rústica, que le darán un toque inolvidable a tu mesa y que, sin duda, te dará pena cortar

2. ¿Quién quiere el ramo?

Tirar el ramo en una boda es un famoso y hollywodiense ritual americano que muchas quieren emular. Deshazte del típico ramo de rosas blancas o magnolias e inspírate con ramos de todo tipo, a cada cual más original. ¿Mi favorita? Algo sencillo y de colores crudos, que acompañen (y no empañen) el vestido.

Ramos-de-boda-www.weddingpassion-Foto-Pinterest-3-2.jpg

 

62664ffab17cb4def9fad807963d90b1.jpg

 

3.¿Qué me pongo?

Posiblemente una de las elecciones más personales de una novia. El vestido debe ser único, debe acompañar su personalidad (y en mi opinión, debería ser cómodo). Pero si no quieres llevar el típico, aquí te dejo unos que te inspirarán.¿Mi favorito? Suelto, de tul o encaje, de inspiración bohemia.

4. ¿Y en la cabeza? ¡Más flores!

¿Coronas de flores para la novia? ¡Hell yeah! Un colorido tocado en un peinado perfecto le dará el toque final, alejado de las extravagancias de una tiara o de la sobriedad excesiva de un moño.  Otra buenísima opción es lucir el pelo con mantilla blanca en lugar de velo. Un tocado siempre nos dará una apariencia bucólica y romántica ¡Queda bien con pelo suelto o recogido! Para muestra, unas imágenes (las cuales también dan ideas para un bonito vestido!

5. ¡El convite!

En cuanto elegimos el lugar (y si nos dejan decorarlo a nuestro gusto, mejor) ya solo queda dejar volar la imaginación…

6. ¿Y de regalo?

Aquí conviene no calentarse excesivamente la cabeza… ¿o sí? Sorprende con regalos originales, de buen gusto y por supuesto, aderezados con un bonito envoltorio. ¡Que los invitados se lleven un buen recuerdo!

en la aplicación Pinterest hay mil ideas ¿por qué no echáis un vistazo?https://es.pinterest.com/

7. Y por último..

La actitud. Es un día especial, pero tampoco es la gran cosa. Centrarse exclusivamente en la decoración, mesas, centros de mesa, flores y demás no garantizará un día divertido y especial. Prepararse para ese importante paso es clave. Lo importante es recordar la esencia de ese día: que es un día en el cual dos personas se unen para siempre y deciden compartir el resto de sus días juntas. Pero eso no quita que la boda pueda ser así de bonita ¿verdad?

9fc94cac909fcbcc8e9152f38bd33494.jpg

Lucía B.

¿Algún día… mis libros?

tumblr_m4p3kqHoVK1rof1n9o1_500El otro día, mientras pasaba distraídamente las hojas de un libro añejo caí en la cuenta de una cosa. Algo que nunca me había planteado seriamente. Cerré el libro y lo miré. Se trataba de Trópico de Cáncer, de Henry Miller; una preciosa edición antigua con una tapa dura, verde y suave, que adquirí por un irrisorio precio en un mercadillo solidario animal. Una buena novela, muy bien escrita, tal vez con la palabra “vagina” en su versión más vulgar repetida demasiadas veces.  Pero al fin y al cabo, buena.

Pensé: ¿algún día alguien comprará una novela escrita por mí? ¿Pagará un mísero euro, o dos, o siete? ¿Algún libro yacerá olvidado en un mercadito, con las páginas duras y de un color desvaído y alguien se enamorará de él?  Paseé la mirada por mi estantería: la excelente “Del amor y otros demonios”, la elegante y siniestra novela de “El perfume”, best-sellers como “Bajo la misma estrella” o libros que apenas nadie conoce como “Edad prohibida”, pero que son puros tesoros. Recorrí con ambos ojos todos los títulos que aguardaban en el blanco mueble con silenciosa paciencia a ser leídos de nuevo. ¿Estaría algún libro mío, alguna vez, en la estantería de alguna chica solitaria, sensible y soñadora, amante de sus páginas y su dulce olor?

Mi mente dice que no, que es muy difícil. Que me deje de libros que siga con los apuntes de Empresa que también esperan a ser leídos en mi escritorio. Pero el pensamiento me angustia y me presiona. Y me doy cuenta de algo: si tienes un sueño, no basta con soñarlo.

Hay que luchar. Trabajar por él. Pero también ponerse metas alcanzables. Y ¿realmente soy capaz de hacer algo así? ¿De escribir buenas novelas, buenos ensayos, guiones o incluso alguna obra de teatro? Muchas veces pienso que no. Que tal vez llegue a diez personas, veinte como mucho, algún pensamiento perdido en este blog. Que tengo madera, pero no termino de desplegar las alas, porque me pesan demasiado y temo caerme en pleno vuelo, destrozándome en mil pedazos. Ya tengo demasiados pedazos cosidos.

awesome-beautiful-bed-bedroom-Favim.com-1072773

Pero otras veces, sueño con lograrlo. Cada día me pongo objetivos fáciles. Los cumplo y voy progresando. Hago mis pinitos. Veo resultados y algunos fracasos. Sigo formándome en algo que me acompañará siempre.  Tal vez es prepotente pensar que puedes cumplir un sueño. Yo lo llamo ser valiente.

Escribir. Menudo sueño. Vender libros, saber que tus escritos llegan a la gente y les puede ayudar. Que alguien te recuerde mientras, distraídamente, pasa las páginas de un libro que salió de tu pluma y, sobre todo, de tu alma.

Algún día.

Lucía Ballbell

Vivir contigo | Minipost

tumblr_nme1brq8z91tds6zvo1_500Vivir una vida contigo. Dos corazones rotos enmendados en uno solo. Pasados pisados, envueltos en cajas con lazos negros, de ésas que se limitan a existir. La mirada puesta en un nuevo comienzo. Con tus ojos azules, profundos como el océano, como un abismo abisal lleno de peces que se iluminan. Vivir juntos o estar separados, pero que el vínculo siga intacto. Un desayuno cada mañana, bostezos entrecortados por besos o la duda de si ese día te irás y el alivio de ver que no lo haces. Despeinarte con cosquillas incesantes. Discutir acaloradamente y perdonarnos casi enseguida, entrelazando los pensamientos de un modo único. Vivir una vida contigo sería emocionante. Estoy dispuesta a pagar el precio.