Carta al que sufre bullying

Querido ser humano,

Te llamo ser humano porque algunas personas se olvidan de que lo eres. De que eres, también, una persona. Alguien que forma parte de una epidemia silenciosa y oscura. Tú, que cada mañana te levantas para ir a clase y sientes que a medida que te acercas, el miedo te aprisiona la garganta. Porque sabes que, de un modo u otro, ellos van a encontrar la manera de hacerte daño. De que tal vez vuelvas a casa y le mientas a tu madre diciendo que todo ha ido bien, mientras ocultas tu rostro, porque ella sabe que tras esa máscara impasible, se esconde una verdad aterradora.

Déjame decirte algo.

No son mejores que tú. Nunca lo han sido. Sus empujones, sus escupitajos, sus insultos, son lo único que pueden expresar. Lo único que tienen dentro de su podrida alma, inmadura, triste y herida. Sí, por supuesto. Ellos también son personas heridas. Por eso lo único que saben hacer es herir.

grunge-tumblr-girls-random-favim-com-3849236

¿Qué por qué a ti? Quién sabe. Tal ves eres demasiado inteligente y eso les da envidia. Tal vez eres insegura y saben que llamarte fea te va a hacer llorar. Tal vez llevas gafas, ortodoncia o incluso tienes dificultades para andar o hablar. Y eso les encanta. Pero no porque seáis débiles, o menos importantes, sino porque a sus ojos, sois como el cordero frente al lobo. ¿Nunca te has preguntado por qué no se meten con gente que les planta cara? Porque no pueden ganar. Porque ellos son unos cobardes. No tienen nada personal contra ti. Y tú intentas superarlo y sonreír, pero como mucho, la gente te dice: “Sé como te sientes”, normalmente, sin saberlo realmente.

En unos años, cuando vayas a la universidad y seas una estudiante modelo, o el tío más carismático, ellos serán los primeros en querer ser tus amigos y entonces tendrás el poder de mirarles con frialdad e ignorarles. Porque tú eres mejor persona.

Pero ¿qué ocurre si no llegas a la universidad? Ah ¿qué eso es imposible? Déjame decirte otra cosa.

El bullying no solo se detiene cuando acabas el colegio. Puede incluso seguir. O puede detenerse porque la víctima acaba suicidándose. No me lo invento. Puedes incluso plantarles cara y que ellos se crezcan. El bullying puede no terminar nunca. O terminar terriblemente mal.

tumblr_msn2lugzkv1s88moro1_500

Así que tú, sí tú, si a ti te están haciendo bullying o conoces a alguien a quien le estén acosando, denúncialo. Díselo a los adultos. ¿Que te llamarán chivato? Más vale eso que cargar con la muerte de alguien o con la tuya propia. Porque el acoso continuo puede destrozar tu alma, puede quebrar tu cabeza y romper tu corazón. Y sobre todo, tus ganas de vivir.

Porque eso es real, esto sucede hoy en día. No sale en todos los periódicos, pero eso no hace que sea tu problema. El problema de TODOS.

Así que pide ayuda u ofrécela.

Y si necesitas hablar, me tienes a mí. O a cualquier desconocido.

Sinceramente,

Alguien que sabe como te sientes.

 

LB

Ríndete

Suena a tópico. A topicazo del bueno. No te rindas. No te rindas. Lo escuchamos muchas veces. A pesar de que subestimáis profundamente el significado de esas tres sencillas palabras, no siempre son la solución a todo. NO. TE. RINDAS. En días que lo ves todo oscuro, ni siquiera una frase tan simple te saca de ese tenebroso pozo que nos fabricamos nosotros mismos.

large (2)Por eso yo te digo. Ríndete. Ríndete de una vez. Asume que eres humano, que no eres perfecto y mucho menos una especie de minidiós. La perfección ésa que anhelabas es una quimera. No pasa nada ¿vale? Tú no eres tus éxitos. No hay nada más valiente que reconocer un fracaso.

El fracaso es un gran cabrón, pero también un desconocido e infravalorado maestro. Es un traje que podemos llevar con orgullo, pero sin dejar que nos ahogue.

La experiencia es madre de la ciencia. Y en este caso, la experiencia es madre nuestra. Es raro que todas las cosas salgan bien, o al menos, como nosotros queremos. (¡Me gusta que los planes salgan bien!) Pero la realidad es que… no siempre es así. Es más, nos esforzamos y apenas llegamos a una meta pequeña y alejada del objetivo final. Y es cuando lloramos, nos frustramos. Y la gente ajena al problema, esa gente fan de mantras, nos dice: “Vamos, no te rindas”.

large (3)

Pues yo te digo que basta. Ríndete. Déjate caer sobre una cama de hierba fresca y aspira su aroma. Dicen que no debemos encariñarnos del suelo, pero nada malo puede pasarte en un lecho de hierba. Ríndete y envuelve tu cuerpo en una manta, ponte unos calcetines y reflexiona. O no pienses. Dedícate a existir sin más durante un lapso de tiempo indeterminado. Preocúpate de cuando fue la última vez que cuidaste un poco tu alma. De cuando fue la última vez que tus ojos se cerraron con paz. De cuando tuviste la oportunidad de pararte a ordenar tus ideas.

¿Lo has intentado? ¡Bien! ¿Lo has conseguido? ¿No? Bueno ¿y qué más da? Tendrás más oportunidades. Es muy bueno esforzarse. Pero ¡eh, basta! A veces es bueno descansar para coger mucha más fuerza. A veces reconocerse pequeño es lo que te hace más grande.

large (1)

Tal vez alguna vez te hayan dicho que eres un fracasado, que no sabes hacer nada y que te morirás siendo un fracasado. Que si no lo intentas, eres una mierda y que si lo intentas y no lo consigues, es como si no hubieras hecho nada. Pero lo que no saben es que se equivocan. No te obsesiones con intentar algo que te sale mal. Párate un momento, piensa. Piensa en qué haces mal, o si realmente es algo difícil. Y cuando tu cuerpo se ha rendido, una luz de paz se enciende, se activa. Y eres más rápido, más fuerte y más eficaz en la segunda vuelta. Hasta que vuelvas  a caer y te des cuenta que la vida es eso: caídas y levantadas, sin pausa pero sin prisa. Así que ríndete, sin remordimientos. Y luego recógete el pelo y cómete el mundo, porque estamos hecho para ello incluso aunque al principio solo podamos saborear una pequeña parte de lo que anhelamos.

A veces es bueno rendirse. Así que ríndete. Ríndete, para en un futuro, poder rendir.

 

Lucía B.

Daily vlog #1 | Re-descubriendo Valencia (vídeo)

Un trocito de mi vida en el cual hago locuras, recomiendo restaurantes y bailo bajo los carteles.

Espero que os guste.

Página web del restaurante (fantabuloso) al que fuimos: https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CCIQFjAAahUKEwjz1f71yvfHAhVC0hoKHeukBT0&url=http%3A%2F%2Fwww.brusters.es%2F&usg=AFQjCNFneZO_abp-XGFxslDR3goIALwulQ&sig2=Jvz15-_AF79o-D0-ow3Y4w

 

Logo Blog Def

 

 

 

 

Vuelta de tuerca para el amor

large Ha muerto el amor. En nuestra contemporaneidad 2.0, la perfección de las fotos de Instagram, las palabras  bonitas por WhatsApp y los fríos emails han tomado posesión del romanticismo o incluso han acabado con él.  Usurpación indebida, o tal vez, inevitable. Tal vez no haya muerto el amor, pero en muchos casos ha renacido  como un amor digital, plagado de emoticonos, largos silencios, últimas horas de conexión y celos por fotos  ajenas. No hay olor, sonidos, piel. Solo pantallas que brillan como estrellas, notificaciones con sonidos irritantes  y esa angustia de “lo ha leído y no me contesta, posiblemente me haya engañado con diez personas”. Mil formas  de comunicarse, mil formas de amarse, o al menos de decírselo. Mil formas de pedirse citas y que luego puedan  rechazarte en tres redes sociales distintas. Todo muy romántico.

large (4)

Quiero volver a las cartas. Al dejarse los dedos escribiendo con  bolígrafos o plumas, no partirse los pulgares con el teclado de una  Blackberry. Esas cartas con olor a perfume, a café o a papel nuevo,  con manchas de dedos y arrugas, pues no todo lo bello tiene porqué  ser perfecto. Volver a las cenas a la luz de las velas, con cantos de  cigarras de fondo (vale una lista de reproducción con sonidos  pregrabados) volver a los bailes de instituto, que en España es,  bailar lentamente bajo la araña del comedor, sin bajar las manos,  cálidas y suaves, de la cintura. Volver a grabarse CDs de música con  canciones que signifiquen algo. O que no signifiquen nada, pero  que transmitan todo. Volver a los picnics de manteles a cuadros  rojos y blancos, con cestas de mimbre y sándwiches de pan blanco.  Volver a los abrazos, los besos, las caricias en el dorso de la mano y  dejarse de emoticonos de caritas amarillas que imitan esa realidad.  Volver a esas llamadas telefónicas interminables, enredando los  dedos en el cable del auricular o llevándonos al inalámbrico de  paseo. Volver a mirar estrellas, bajo la bóveda color azul violáceo,  sobre la fresca y oscura hierba.

large (3)

El amor, qué concepto tan brillante y oscuro al mismo tiempo. Nos  intentamos convencer a nosotros mismos de que va a ser  maravilloso o al menos emocionante y en el fondo tenemos simple  y llano miedo. Tal vez porque echamos de menos ese amor  anacrónico de olores intensos, música agradable y hechos  demostrables. Volver a lo romántico. No estoy hablando de ser  cursis, falsos y empalagosos, sino simplemente de transformar un  momento normal en un momento extraordinario. No solo es tener detalles bonitos con tu novio o novia, sino de querer ser cada vez mejores. Crecer juntos en el amor. Hacer que valga la pena, hacerle sentir al otro que vale la pena luchar.

large (5)

Porque la vida no es extraordinaria, pero hay personas que son capaces de darle la vuelta.

A ti, alma perdida

Hay momentos en los cuales tu mente se para. El mundo entero se detiene. Y por una vez, comienzas a pensar en esto o aquello. En qué pudiste haber hecho mejor, qué tendrías que haberte callado, qué qué y qué. Y entonces, tu cabeza explota y comienza a llover en tus ojos. Y te preguntas por qué. Por qué a ti. Por qué tú, habiendo hecho o el bien, habiendo amado, habiendo dado todo, te sucede el mal, la oscuridad y dejan que te hundas en el caos, la desesperación o simplemente, te metas en la cama y no quieras salir.

Te diré que no todo es blanco o negro. No hay culpables y víctimas, no hay buenos o malos. Todos tenemos nuestro ambivalente papel en la historia de nuestra vida. Ni tú fuiste la más santa ni él fue el más malo, o ni tú fuiste el más estúpido y ella la más cabrona. No se trata de eso. ¿Para qué vas a perder tiempo en buscar culpables? Además, al final, siempre tendemos a culparnos a nosotros mismos. De forma hiriente

. image_tumblr_maju

Hay personas que no te lo ponen fácil, es verdad. Personas que prometieron estar ahí, incluso después de todo y no lo hicieron. Pero ¿qué ganas culpándolos? ¿Qué ganas culpándote a ti? Déjame decirte algo más:

No hay mayor pena que la culpa. No hay mayor poder que el amor. Y no hay mayor regalo que el perdón.

Esas tres sencillas frases esconden un significado enorme, un mantra si quieres, un motivo para hacerme caso por una vez. Y por favor, te lo digo a ti. No pierdas el tiempo preguntándote qué hiciste mal o qué pudiste malinterpretar, porque con lo corta que es esta vida, ¿te la quieres pasar así? Muchos te habrán herido, muchas te habrán engañado. Allá ellos. Si tú hiciste el bien, bien hecho esta. Las lágrimas que te arrancaron siempre serán suyas y eso no pueden cambiarlo. Tal vez nunca se den cuenta del daño que hicieron, pero tú ahí no puedes hacer nada, salvo olvidar o guardarte todo el rencor dentro y la segunda opción, no es una opción. Créeme. No te voy a decir que cambies tu forma de ser. No te voy a obligar a dejar de llorar. No pienso pedirte que renuncies a tus sentimientos, a las personas que aun con todo, te parecen importantes.

VIA WE HEART IT 4

Pero algo sí que puedo pedirte. Y es que te mires. Y que en consonancia con tu mente, corazón y espíritu, seas brutalmente honesto como ser humano. Y te recuerdes lo importante que eres. ¿Para quién? No sé. Para ti familia. Para tus amigos. Incluso para mí, que no te conozco de nada. Sí. Porque en este caso, la frase “sé como te sientes” es perfectamente válida. Y no me voy a poner en plan Paulo Coehlo, hablaremos de eso otro día, ni voy a ser la más moñas. Hay que apechugar, por mucho que duela, por mucho que cueste. Pero eso no te puede quitar nunca de esa prodigiosa cabeza que

eres un alma perdida a punto de recuperarse

tumblr_mh6q96NcWt1ri1szjo1_500

Lucía B.