Adiós, pequeño.. adiós.

Adiós, pequeño. Te digo pequeño porque te has encogido tanto hasta caber en la palma de mi mano, o en mi puño cerrado. Fuiste grande y majestuoso, pero ahora, al final de mi extenuación, solo eres un pequeño pedazo de recuerdos revueltos. Y ahí, bajo tierra moras, por fin. Creo que es el lugar que te corresponde. Llevabas mucho tiempo en el sueño eterno, ya era hora de darte una cama. ¿No te gusta? Bueno, mala suerte. A mí tampoco me gusta que vengas cada noche a despertarme y te quedes durmiendo a mi lado.

tumblr_mf3ebi8hil1qd22pjo1_500

No solo me traías malas sensaciones, vale. Lo confieso. Pero creo que ya puedo vivir sin ti. Pesas mucho ¿sabes? Fuiste algo increíble en mi vida. Pero el momento ha llegado. Te guste o no, me guste o no, te debo dejar aquí. Me despido con lágrimas en los ojos, como quien ve marchar a alguien a la guerra, como quien se despide de un familiar. Pero lloro y a la vez, sonrío. Porque asumí hace tiempo que precisamente eso, el tiempo, no es recuperable. Que nunca te recuperaré porque nunca te tuve. No eres algo que se pueda atrapar, porque eres tan abstracto  como una pintura de Ackermann. Porque no eres una persona, un objeto. Eres algo precioso, que inspiras momentos que todos hemos experimentado y que a veces debemos hacer un esfuerzo para recordar.  Eres algo precioso. Pero también eres duro de sostener.

tumblr_mefrrurIwb1qbvp5wo1_500

LELOVEBLOGGIRLALONESEASIDEOCEANSUNSETKNITSWEATER

Pero ¡debes entenderme! No… no me mires así. Debo hacerlo. Si te sigo la corriente, no podré avanzar hasta la siguiente etapa. Me deleitarás con tus buenos momentos. Y luego ¿qué? Caerán sobre mí las pérdidas, las losas, los errores que cometí. No. Me quedaré con esa parte de ti que no aprisiona, con esa parte que me deja libre y feliz.

Pero no creas que te aparto así, a la ligera. Jamás haría eso. Pues debes estar ahí. No eres algo que deba estar todos los días paseándose por mi presente. Una parte de ti siempre pedía marcharse y, en el fondo, no quería que lo hicieras.  Tú guardas tesoros en tu interior y, como todos los tesoros, te entierro con ellos y vendré a visitarte de vez en cuando, cuando necesite encontrarme a mi misma o simplemente, necesite bucear en ellos.

descarga

Adiós, pasado. No siempre fuiste pequeño.

Pero yo me he hecho demasiado mayor para dejarte dormir en la misma cama que yo.

Adiós pequeño. Adiós.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s