Lo extraña que soy

tumblr_m9j8jvMqyo1rvi76wo1_500   Hoy mientras me comía un melocotón con piel, cruzaba las piernas al estilo indio y  veía el enésimo capítulo de Sexo en Nueva York vespertino, me puse a pensar sobre  las  rarezas y me di cuenta de que tengo muchas. Comenzando por comer melocotón  con  piel, porque además ¡no es la única fruta que me como con piel! Me como con  piel hasta  los kiwis. No me sé pintar las uñas. Cada vez que tengo tratos con el  esmalte, parece  que me han pisado los dedos de los pies. Soy una adicta a la comida  basura y si mi físico  tuviera que concordar con la cantidad de pizzas, hamburguesas  y helados que como,  sería más parecida a una cría de cachalote. Tengo una malsana  obsesión por mi olor  corporal: siempre me creo que huelo mal, incluso habiéndome  duchado una hora  antes con un champú de flores silvestres. Me gusta la música  clásica, las bandas  sonoras y las marchas militares, pero no puedo pasar de Avenged  Sevenfold. Soy una  metalera encubierta. Adoro los videojuegos raros y con historia,  soy criminóloga autodidacta   ¿qué más? Bueno, me gusta el brócoli. Eso siempre impresiona.

tumblr_n6hnflj8Ot1spt9ivo1_500

Luego me puse a pensar en todo eso de que las rarezas nos hacen especiales, pues está algo relacionado. En el fondo, es verdad. Y me di cuenta de algo: que muchas personas viven obsesionadas con ser diferentes, porque así se creen que son especiales. Ahora está de moda jugar a videojuegos, pero cuando yo tenía doce años y me viciaba a Pokémon eras un friqui de mierda, por poner un ejemplo. No ceso de ver personas tratando de ser diferentes pero que, al final, terminan siendo como el resto. Es absurdo, pues en mi opinión, todos somos distintos. Somos nosotros, empeñados en ser raros-guays, cuando la fastidiamos. En el fondo, todos queremos ser aceptados. Es decir, ser normales. Pero ¿qué es ser normal ahora? Lo normal ahora es ser diferente. O al menos, aparentar que lo eres.  Está de moda ser raro, por lo tanto, se está convirtiendo en algo normal.

Es como si, de repente, la gente se forzara a sí misma a ser rara, a hacer cosas distintas o extravagantes para ganarse un lugar en el mundo, en este lugar llamado mundo. La redundancia, para ti, de regalo. Como si de repente, ser raro fuera lo mejor del mundo. La aceptación social es, por desgracia, una lacra que todos sufrimos, que todos tememos y que todos queremos evitar. Aunque yo, personalmente y a medida que me hago mayor, me importa todo un rábano. Pero ser raro y las rarezas personales no es lo mismo. Todos tenemos rasgos, costumbres y manías especiales que no podemos evitar, pero el problema es cuando se finge para ser guay porque de esa forma seremos “lo normal”. Entonces me pregunto y os pregunto ¿nos empeñamos en ser raros para ser normales?

tumblr_m57k9mWZM11r4s845o1_500

 

 

Anuncios

3 Comentarios

  1. ¿Y si, en realidad, solo estamos mostrando nuestras rarezas porque nos hemos cansado de acercarnos a la normalidad que otros, durante mucho tiempo, nos han pedido?

  2. Es pura verdad me encanto esa parte de “Todos tenemos rasgos, costumbres y manías especiales que no podemos evitar, pero el problema es cuando se finge para ser guay porque de esa forma seremos “lo normal”. Entonces me pregunto y os pregunto ¿nos empeñamos en ser raros para ser normales?” Te mando muchos saludos y abrazos desde Colombia.. Suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s