BEL AMI: El peligro de la ambición | Reseña

    El otro día hablaba con una amiga sobre un libro que ambas habíamos leído: “Noticia bomba” de Evelyn Waugh y cantábamos sus maravillas con furor. Luego tuve la suerte de encontrarme con la novela “Bel Ami” y le pregunté si me la recomendaba. Me dijo que no la leyera, que era novela barata sobre periodismo. Como soy tan obediente, no le hice caso.

    Dicen que la ambición no es blanca o negra, sino gris. Algo de ambición es buena (bien aprovechada) y puede llevarte lejos en la vida. Pero mal utilizada, es un billete de ida sin vuelta a la perdición. En “Bel Ami” su autor, Guy de Maupassant (Dieppe, 5 de agosto de 1850- París, 6 de Julio de 1893) retrata esa cualidad en su protagonista. Sin embargo, lo verdaderamente interesante del libro es el enfoque y la información que nos hace llegar el escritor sobre la prensa europea que se estilaba en los siglos XIX y principios de XX.

    Guy de Maupassant me sorprendió: no solo es un novelista francés (discípulo de Flaubert) sino que también escribía cuentos de miedo. Según Rafael Llopis:

«El terror que expresa en sus cuentos es exclusivamente personal y nace en su mente enferma como presagio de su próxima desintegración. […] Sus cuentos de miedo […] expresan de algún modo la protesta desesperada de un hombre que siente cómo su razón se desintegra (1)

tumblr_lpudydFT0I1qhys74o1_1280_large     Ah, y además, era un cronista de actualidad que escribía sobre  política y sociedad. Ahí es donde quiero centrarme. Un periodista  escribe sobre periodismo. Qué novedad ¿no? Pues no. “Bel Ami” es,  a mi entender, una novela algo floja (ni qué decir su reciente  adaptación cinematográfica interpretada por un lánguido Robert  Pattinson) pero que retrata muy bien como era el periodismo y que  nos hace reflexionar sobre lo peligroso que es para la profesión  personas como Georges Duroy, el protagonista de la novela. En mi  opinión, es la verdadera miga de la novela. Lo que se adivina entre  las líneas de “Bel Ami” es precisamente eso. Ya los amoríos del  joven es verborrea romántica para amantes del género. Pasiones  humanas. Que todos tenemos, sí. Pero visto desde la profesión  periodística, que el protagonista tenga dos, tres o cuatro mil  amoríos no es precisamente lo que nos quita el sueño por las    noches. Aunque luego es lo único con lo que todo el mundo se queda. ¿O no?

     La novela comienza con nuestro muchacho, Georges Duroy que llega a París tras dos años de servicio militar y, al entrar en contacto con un periodista, logra ir subiendo (trepando cual araña peluda) en la escala social. No juzgaré negativamente el estilo del escritor, pues pienso que el hecho de que no haya abandonado la novela tras haber leído el primer párrafo ha sido gracias a su estilo singular y rítmico.

   Lo fundamental de esta novela es como Maupassant disecciona a laa “clase periodística”. Porque no solo se detiene en la sociedad de París de finales de siglo. Duroy, al trabajar en el periódico, accede a ese espectro de la sociedad que no hubiese logrado de otro modo. Este libro, al contrario que la hilarante novela de Evelyn Waugh “Noticia bomba”, es mucho más expresivo, más triste, puede ser que incluso más simplón, pero al fin y al cabo, otra forma de mostrar el periodismo. También hay que decir que “Noticia bomba” trata el periodismo contemporáneo que, en muchas ocasiones, da más para reírse. Aunque “Noticia bomba” sea probablemente, una de las mejores sátiras del periodismo moderno, “Bel Ami” no es tan horrible como muchos la pintan. Es un clásico aclamado. Y aunque trate de periodismo menos moderno, los errores que se cometen en la novela (como que a un periodista le escribe su mujer y cosas por el estilo) también se cometen actualmente. Las personas no cambian, al contrario que el periodismo. Nuestra aclamada novela “Bel Ami” merece su aclamación o, al menos, la oportunidad de ser leída.

Lucía Ballbell

Anuncios

3 Comentarios

  1. Y alguien que no tiene ni idea de periodismo también le tiene que dar una oportunidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s