Diario de cumpleaños | Todos los días hay algo bueno

Me encantaría endulzaros el post diciendo que fue un día memorable para mí, que los sueños se cumplen y todo eso, que mi día fue perfecto y que cada fibra de mi ser disfrutó mientras se elevaban al cielo las notas de alguna canción de James Blunt que anuncia el verano próximo (preferiblemente, Stay the night… ) Sería emocionante contaros una historia así.

Pero mentir no es mi fuerte.
Sin embargo, no soy una persona injusta. A pesar de los malos momentos de ayer (mi coche fue secuestrado por una grúa, tuve un marrón gordo con alguien, bronca y nervios míos por la tensión) el día también tuvo sus puntos buenos. Tuve una reveladora e inspiradora conversación con un amigo de verano que me hizo feliz y me animó sobremanera. Mi amiga Claudia me llevó de tiendas, nos reímos de las dietas (mi hamburguesa y su Shandy de caramelo lo prueban) y ella se compró un vestido precioso después de probarse tres mil bajo mi atenta mirada. Por la noche, despedimos a una María, que se marcha a Irlanda, pero aun así, tuvieron el detalle de sacarme una bandeja con vasitos de panacota con una vela en cada uno, sumando veinte velitas (las cuales me guardé posteriormente) haciéndome sentir, por un momento, especial en algún sentido.
Mi cumpleaños me aterraba. No por cumplir años. Cumplir años forma parte de la vida. Avanzar, vivir, todo eso (ver mi reflexión La arruga es bella, por si no me explico jajaj) Pensaba que sería un día pésimo, o un día sin importancia, como otro cualquiera y que me lo pasaría viendo una película de miedo y comiendo pizza (algo que adoro hacer, pero tampoco es el plan ideal de cumpleaños) pero no fue así. Fue un día plagado de lecciones:
-Incluso en los malos momentos, los amigos ahí se quedan (gracias, Claudia)
-Amigos que apenas ves, que apenas conoces realmente, son capaces de abrirte los ojos y ayudarte (Gracias, Jau)
IMG_8124-Amigas que piensas que se olvidan de ti, te hacen sentir bien, feliz y relajada por unas horas y te das cuenta que no estás tan sola como pensabas (gracias, chicas)
-La familia, siempre apoyándote, incluso cuando has metido la pata hasta el fondo. Y desde hace tiempo.
-Fíjate bien donde aparcas (fuck you, zona de vehículos autorizados)

 

¿Veis? No fue tan malo. Siempre aprendemos cosas de nuestra vida, de nuestras situaciones. La vida es la vida. Pasan cosas buenas, cosas malas y debemos de ir aceptándolas como vengan. Este amigo que me habló, me habló de la importancia de sonreír. Es algo que echo de menos con rabia y que ayer experimenté en muchas ocasiones. Una sonrisa tiene más poder que cualquier cosa. Te transforma. Mi deseo de cumpleaños.. Eso es un secreto inconfesable, pero los secretos que guardamos en el corazón son los más especiales.

Y ya dejo el pasteleo..

No todos los días son buenos, pero siempre hay algo bueno todos los días :3

Me hubiese gustado hacer un vídeo pero con los exámenes no he tenido tiempo. Aun así, estoy preparando una sorpresa.. No diré más.

Feliz verano a todos.

Lu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s