10 consejos para siempre seguir adelante

Puede ser que todos alguna vez os hayáis caído. Y diciendo esto no me refiero a caerse en el redondo agujero de una alcantarilla que están arreglando (creedme cuando os digo que puede suceder) sino cuando os caéis en la vida. Esta vida, que es así, y de vez en cuando te golpea en la cara. Tan fuerte y con tanta destreza que te deja KO. Yo estoy en plena recuperación de una de esas palizas. Es en parte la razón de mi desaparición del mundo bloguero. Por eso os dejo mis consejos para estar OK. No importa qué os haya pasado: una ruptura, una enfermedad, una mala nota, un mal día (todos lo tenemos) Si los aceptáis:

1. Llora

tumblr_mha57lvLwU1rdvjhwo1_500

Puede parecer contradictorio (Lu, estás loca) pero es verdad: si sientes que debes llorar, si notas que las lágrimas asoman por tus ojos, déjalas resbalar desde las pestañas hasta la barbilla: que sigan ese sinuoso recorrido y se terminen estrellando jubilosamente en el suelo. Llora si lo necesitas. Pero cuando tu cuerpo deje de temblar y te notes seco, detente y piensa.

2. Distráete…

tumblr_ky47c6ftlg1qzb7gjo1_500_large

Si por ejemplo no paras de pensar en ese fracaso tan absoluto con un trabajo del cual estaba orgullosa, apártalo de tu mente y sal a pasear con los cascos puestos. Sal a correr, a respirar aire puro (o el de ciudad, aunque esté sucio, me vale) o ponte una película tan graciosa que despeje tu mente de preocupaciones.  A mí me sirve ponerme vídeos graciosos en Internet.

3. .. y a la vez, céntrate

tumblr_m6o0emjayw1ru64rao1_1280No hagas que tu vida gire en torno al problema. El problema puede estar ahí (no debemos eludirlo) pero hay muchas cosas en tu vida: tus estudios (ver 10 consejos para estudiar, uno de mis posts pasados) aprende algún deporte o idioma. Es una manera de distraer tu mente: centrándola en algo. ¿Proyecto? Adelante. ¿Viaje? Venga. A mí me encanta escribir y leer cuando estoy mal.¿Y tú que haces?

 

4. Decirse cosas a uno mismo

A ver, no estoy invitando a nadie a la locura. Y ya sé que todos tenemos abuela. Pero de vez en cuando, decirte TÚ cosas buenas a ti mismo es muy saludable. Mírate en el espejo: eres guapo (o al menos, no desagradable a la vista) ¡Pues dilo! Has sacado un ocho en una práctica. ¡Qué bueno que soy! No se trata de ser engreído: pero reconocerte los méritos de vez en cuando (de forma interior, no ir por ahí cantándolos) me parece una buena forma de empezar a quererte un poco más.

5. Haz planes

photography434No te quedes quieto. Está científicamente demostrado (por mí misma) que no tener nada que hacer es causa directa y principal de hundirse en el problema que uno tiene (y repetir, de forma innecesaria y dolorosa, el consejo 1) Planea viajes con tus amigos, sal fuera de casa, habla con tus padres, telefonea a esa amiga que vive en el quinto pino, date un baño de burbujas… No importa que el plan sea grande o pequeño: lo que importa es la euforia al prepararlo.

6. No pierdas el tiempo

El día tiene 24 horas. Pero nunca sabes que puede pasar. Aprovecha el momento. No vivas triste en el pasado ni angustiado por el futuro. Intenta vivir tu presenta cercano, porque es lo más seguro que tienes. No planifiques los días (o si eres muy meticuloso, sí) pero no dejes que pasa un minuto y pienses: “¿Y yo qué demonios he hecho?”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA7. … y date tiempo

No todo es instantáneo. Un sacerdote me dijo el otro día que en la actualidad estamos (mal) acostumbrados a que todo suceda de repente, como un chispazo. El tiempo lo cura todo, o eso dicen. No tengas prisa: sufre lo que tengas que sufrir y cada día, la espina dolerá un poco menos.

8. Busca apoyos

En tus amigos. En tu familia. En el primer desconocido que veas. Bueno eso no tanto, con la de perversos que hay por ahí..  A veces, el problema es grande, te hace muchísimo daño y te es casi imposible tragártelo y hacer como si nada. Pues no te lo guardes para ti. Comparte tus preocupaciones. Notarás un gran alivio. large

9. Creételo.

Si no te crees lo que haces, si no te crees ningún consejo, este post es absolutamente inútil. Eres tu único límite, tú obstáculo cansado. Es difícil. Es duro. Pero la vida es así. Debes aceptarla como viene. Yo siempre lo digo: hay que convencerse de que uno puede hacerlo. Es el 80% del trabajo. Lo demás viene rodado.

10. Y sobre todo… ama

Cuando amas, eres feliz. El odio jamás ha otorgado la felicidad a nadie. ¿Nunca te has enfadado muchísimo con alguien y al perdonarle de verdad has notado como si te hubiesen quitado un manto de plomo? El odio es un lazo, egoísta y cruel, un lazo del diablo, una cuerda rasposa que arde y deja marcas. El amor es lo opuesto. Ama. En este mundo, creo que no hay nada más importante.

                Con todos estos consejos espero que, a partir de ahora, puedas empezar a construir cada día en mundo nuevo en tu vida.

Lucía 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s