Corazón de Haití | Un ejemplo más

Hoy he asistido a la conferencia “Corazón de Haití” en la cual el fotógrafo Alberto Pla y Jean Donald Dorelus como representante de la ONG “Techo” nos han presentado el documental que han preparado sobre la nueva voluntad de Haití frente a su futuro.¡Echad un vistazo al making off, comtagiaros de buen rollo y optimismo y seguid leyendo!

 TECHO es una ONG que tiene como objetivo fomentar la cooperación ciudadana y ayudar a las personas a superar sus precarias vidas. Casi 7000 jóvenes voluntarios son los que ayudan a esta ONG, que con más de medio millón de miembros es una de las más grandes del mundo, a levantar de nuevo Haití. “Los jóvenes son los principales llamados al voluntariado y nosotros queremos ser un ejemplo más”, apunta Dorelus. Esta ONG actúa desde 1997, tras los terremotos de Chile y ha sido clave en el desarrollo de las ciudades de Pisco y El Salvador, que también sufrieron seísmos.

La conferencia ha transcurrido con normalidad. Después de que la profesora Begoña Llombart (que además tiene este año la cátedra de Solidaridad de la Universidad) presentara a los ponentes, éstos nos han hablado de Haití, sus gentes, sus problemas y sobre todo,d e su buen humor y voluntad. Escuchando sus palabras, viendo el vídeo y teniendo el privilegio de ver unas fotos de la presentación que se celebra mañana en el edifico Bancaja de Valencia, uno se emociona y le entran ganas de irse hasta Haití (o donde haga falta) para echar una mano. Me ha ocurrido a mí, para qué negarlo. Torpe y tímida, me he levantado y lo he preguntado. El impulso del momento, sí, pero ¡muy bien meditado durante el tiempo suficiente para mí! Y es que todos deberíamos ver cosas así, todos los días, a todas horas.

De izda a dcha: J. Donald y Alberto Pla, ponentes de esta inspiradora cita con el voluntariado y el arte

De izda a dcha: J. Donald y Alberto Pla, ponentes de esta inspiradora cita con el voluntariado y el arte

Alberto Pla hablaba sobre la “digniddad con que se lleva la pobreza en Haití” y comenta que “se le ponían los pelos de punta” al ver que una señora pobre prefería ofrecerles comida a ellos que a ella misma. Son valores distintos, de cada sociedad. Todos los días salen noticias de los enfrentamientos en Kiev, de Siria… ¿y qué pasa con Haití, por ejemplo? O Ecuador, Colombia o Chile. Culturamente son diferentes, pero somos mucho más cercanos a ellos de lo que nos creemos.

En esta conferencia, dónde la línea de la solidaridad se entremezcla con las imágenes optimistas de niños haitianos corriendo, saltando a la comba o bañándose en ríos te deja un sabor de boca insulso. Quieres más. Les preguntan, cerca de dónde yo estoy sentada: “¿Por qué hacen esto?”.

Responde Pla, sencillamente: “Porque me hace feliz”. Si en el fondo, también nos ayuda a nosotros mismos. ¿No es la mejor opción? Por ti, y por todos, somos los encargados de cambiar el mundo. No digo hoy, no digo ahora. Pero… algún día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s