Cuando el sol se va…

Cierra el día los ojos: el sol desaparece dando lugar a una noche oscura como una llanura abisal. Llueve sobre el páramo y no germina.

“Qué lluvia tan inservible”, dicen voces crueles y ajenas. Un vacío intentan llenar,                      esas pobres lágrimas azules…. pero de agua son y resbalan.                                             ¿Qué necesita, pues,  ese abandonado campo?

Luz, parece pedir. Verdad. Guía. Destino.

En el fondo..

Ese campo soy yo.. y eso es lo que pido..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s